ALCUDIA

La estratégica ubicación de la villa d’Alcúdia, notablemente apreciada desde la época romana, suponía un alto nivel de riesgo para sus habitantes, algo propio de las ciudades de la época situadas en la zona costera, debido a los continuos saqueos de piratas que navegaban en sus inmediaciones. Debido a ello, Jaume II ideó un sistema de protección: la muralla, que respondía a un doble propósito, actuar como elemento de defensa de la población y procurar un lugar seguro en caso de ataques provenientes del exterior. Su construcción se inició a principios del siglo XIV, y no concluyó hasta finales del mismo siglo. Una estructura cuadrangular reforzada con 26 torres distribuidas a loLeer más

largo de un perímetro de 1,5 km y una altitud media de 6 metros, además de un valle que todavía se conserva, conforman esta construcción que delimita el núcleo histórico de Alcúdia, declarada Conjunto Histórico-Artístico en el año 1974, junto con los restos de la ciudad romana de Pol·lèntia.

CONSEJOS PRÁCTICOS

-El monasterio está como apartado, ajeno a la fama de sus ilustres vecinos, Suso, Yuso, Santo Domingo de la Calzada o Ezcaray, pero sin duda la visita merece la pena.

-Hay un amplio aparcamiento a la entrada del monasterio.

-Horario de invierno (noviembre a marzo) De martes a sábado: 10,30 h. a 13,30 h. y de 16,00 h. a 18,00 h. Domingos: 11,00 h. a 13,30 h. y de 16,00 a 18,00 h. Lunes cerrado. Horario de verano (abril a octubre)  de martes a sábado: 10,00 h. a 13,30 h. y de 16,00 h. a 19,00 h.Domingos: 11,00 h. a 13,30 h. y de 16,00 a 19,00 h. Entrada general 4€, niños de 6 a 14 años 2€. Más información en www.monasteriodecañas.com

-Junto al monasterio hay un bar restaurante donde le atenderán amablemente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies