CASTILLO DE DAVALILLO

Su razón de ser es su privilegiada situación sobre una montaña en un meandro del río Ebro y la amenazante silueta de San Vicente de la Sonsierra el la lejanía. Davalillo se construyó en tierras del reino de Castilla para prevenir los ataques navarros que se podían realizar fácilmente a través del puente fortificado de San Vicente. Lo más probable es que lo construyese Alfonso VIII entre los siglos XII y XIII, una época de especial conflictividad en la frontera. Hoy en día el castillo tiene el encanto de las ruinas pero sobre todo el de sus hermosas vistas.

CONSEJOS PRÁCTICOS

-Acercarse a Davalillo requiere un esfuerzo de orientación. Trataremos de explicarlo: en la carretera N-232 está, cerca de la localidad de Briones, el restaurante Chinchón que tiene un amplio aparcamiento. Es justo ahí, al otro lado de la carretera, de donde parte el camino hacia Davalillo. Un minúsculo cartel lo señala. Tenga mucho cuidado en las maniobras de entrada y salida desde la carretera nacional ya que hay un denso tráfico de camiones.

-La carretera hasta Davalillo es estrecha, circule con cuidado. Junto al castillo encontrará un amplio aparcamiento.

-El castillo está en ruinas, así que vaya con cuidado. El acceso es libre. De la vuelta al castillo y contemple una de las mejores vistas panorámicas de toda La Rioja.

-Les recomendamos que de el paseo VIÑEDOS DE LA RIOJA ALTA. En otoño, con el cambio de color de la hoja, el paisaje es espectacular.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies