EL ESCORIAL – MADRID NORTE

Esta ruta gira en torno a la maravilla arquitectónica del Monasterio de El Escorial, construido por Felipe II para ser un palacio, una basílica y un panteón real. Tan complejo programa fue resuelto de manera magistral por el arquitecto Juan de Hererra en un austero edificio de colosales dimensiones. El Escorial podría casi bastar para completar este capítulo, pero añadimos una bella ruta de montaña, un pantano para bañarse en los días soleados y dos monumentos más de interés: El Valle de los Caídos y el Castillo de Manzanares del Real.

TURISMO DE NATURALEZA

Hemos elegido como ruta  de montaña la que nos sube hacia las crestas de La Pedriza, en concreto la que nos acerca hasta el Risco del Yelmo, por sus espectaculares vistas y porque es asequible en las distancias a poco que las fuerzas nos acompañen. El otro elemento que nos acerca a la naturaleza es el pantano de San Juan, que en los calores de verano, y después de tanta visita cultural lo que más apetece es darse un baño en el conocido como el mar de la capital, bien acondicionado para el baño. 

TURISMO CULTURAL

El monasterio del Escorial es la joya de la Comunidad de Madrid, por su simbología, por sus dimensiones excesivas y por su sobria arquitectura, pensada para la eternidad. La visita al interior del monasterio se debe completar con la vista panorámica de la fachada de Oriente, la mejor manera de comprender la belleza de la arquitectura herreriana. Cerca queda el Monumento a los Caídos, espectacular construcción en lo alto de la montaña, con magníficas vistas de toda la sierra y con el triste recuerdo de una época en la que en España mandaba un dictador. Algo más alejado está el castillo de Manzanares del Real, el más grande y mejor conservado de la Comunidad de Madrid, que tiene como telón de fondo las tranquilas aguas del embalse de Santillana.