LAGUARDIA

Sobre un altozano, rodeado de murallas, surgió imponente la villa fortificada de Laguardia, cuyo nombre completo “La Guardia de la Sonsierra Navarra” explica su función defensiva en la frontera junto al río Ebro con el enemigo castellano. Es un pueblo de calles estrellas, hermosas vistas, torres y murallas, bodegas ocultas y numerosos monumentos de interés entre los que destacan las iglesias de San Juan y la de Santa María la Real con su espectacular pórtico policromado. En los días soleados las calles se llenan de terrazas que invitan al buen comer.

CONSEJOS PRÁCTICOS

-La parte histórica de Laguardia se encuentra en lo alto del cerro, al que no se puede acceder con vehículos. Deberá aparcar en el perímetro del Casco Histórico. Encontrará amplios aparcamientos gratuitos en el zona oeste.

-Laguardia fue un pueblo rodeado de murallas de las que quedan amplios tramos, sus calles son estrechas y en general el pueblo guarda el encanto de otra época.

-Laguardia es un pueblo muy turístico, abundan los restaurantes y alojamientos de calidad.

-Para visitar el pórtico de la iglesia de Santa María de los Reyes es conveniente reservar cita previa (aforo limitado) en el teléfono 945 600 845 ó en el correo electrónico turismo@laguardia-alava.com. Las visitas son siempre guiadas y duran aproximadamente 30 minutos. El precio es 3€.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies