PATONES DE ARRIBA

 

Escondido en la sierra, y tras subir por un estrecho desfiladero, nos espera Patones, un hermoso pueblo de montaña ejemplo destacado de la llamada arquitectura negra, aquella que se caracteriza por la utilización de la pizarra, roca muy abundante en la zona. Sus antiguas casas y sus estrechas calles esconden una historia peculiar, la que nos lleva a los tiempos de la conquista sarracena cuando unos pocos cristianos buscaron refugio en las montañas y fundaron el pequeño, pero irreductible, Reino de Patones, que pervivió hasta los tiempos de la reconquista. En 1940 se creó Patones de Abajo, buscando las comodidades de la llanura, pero Patones de Arriba resistió a los tiempos modernos hasta convertirse, hoy en día, en uno de los destinos turísticos más reclamados de la Comunidad de Madrid.

 

-Patones de arriba es un precioso pueblo de la sierra madrileña que recibe gran número de visitantes. Si llega con el coche, no le dejarán acceder al pueblo con él y le harán aparcar en la carretera.

-Por ello, aconsejamos dejar el coche en Patones de abajo y realizar un bonito paseo hasta el pueblo. El trayecto es corto y bonito.

-El recorrido recomendado en el mapa, es para aquellos que desean disfrutar de preciosas panorámicas del pueblo, pero se desarrolla por empinadas cuestas.

-Para el resto, nuestro consejo es que paseen sin rumbo por las estrechas calles llegando hasta la zona más alta del pueblo, dónde encontrarán las ruinas de viejos caserones.

-Cuando acaben de recorrer el pueblo podrán disfrutar de innumerables restaurantes. Si reservan restaurante, les dejarán aparcar en la entrada del pueblo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies