ARNEDO

Lo primero que sorprende al llegar a Arnedo es el gran número de fábricas que hay, la mayoría de ellas dedicadas al sector del calzado, producto en el que la localidad ha alcanzado merecida fama. Nos espera un denso e intrincado casco histórico, de cuestas que nos llevan hasta un castillo que en otros tiempos dominaba desde sus almenadas murallas todo el valle del Cidacos. El otro motivo de asombro son las cuevas, excavadas en las escarpadas montañas y que las vamos a ir encontrando en todo el entorno, recuerdo de otra época y de otra forma de vida. La más conocida, y una de las pocas visitables, es la de los Cien Pilares, una especie de templo de esculturales formas.

 

 

CONSEJOS PRÁCTICOS

-Arnedo es una población grande, con mucha industria y denso tráfico. Recomendamos nada más llegar desviarse por la Avenida de Logroño y subir por la calle Vía Crucis  para aparcar lo más cerca posible del castillo evitando las estrechas calles del centro.

-El castillo ha sido recientemente reformado. Las visitas son siempre guiadas y, generalmente, el fin de semana. Llame a la oficina de turismo para concertar una cita.

-Las visitas a la cueva de los Cien Pilares también son guiadas. Solicite cita previa.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
EL TURISMO FÁCIL