LA GRAN VÍA

La Gran Vía es entrar en otra dimensión. De las calles estrechas y las viviendas apelotonadas del casco histórico, pasamos a una amplia avenida de altos edificios, tráfico intenso y aceras repletas de lugareños y turistas. Su diseño y construcción fue consecuencia de una ciudad colapsada, necesitada de una vía rápida que uniera los barrios del norte y la calle Alcalá, liberando la Puerta del Sol de tantos como por allí pasaban. En 1886 se decidió su trazado sobre un plano y se le dio anchura, pero ante la oposición vecinal, no se pudieron comenzar las obras hasta 1910. Poco a poco, y como por arte de magia y urbanismo de grandes dimensiones, fue surgiendo la Gran Vía, hasta llegar a ser una especie de desfiladero de bellos edificios y altos rascacielos sobre un río incesante de coches y peatones. Leer más

Los cines y teatros, los bares y restaurantes, las mejores tiendas y las marcas más internacionales… todos buscaron acomodo junto a tanto fluir y tanta demanda, convirtiendo así a la Gran Vía en el mejor de los escaparates de una ciudad que parece que nunca descansa. 

En los años veinte y treinta llegó a haber hasta trece cines en la Gran Vía por lo que se le consideraba el Broadway madrileño. Allí se estrenaron grandes producciones de Hollywood a las que acudían renombradas estrellas como Ava Gadner, Grace Kelly, Gary Cooper… y muchos más.

Los bocetos iniciales de lo que sería la Gran Vía se presentaron en 1886 siendo el proyecto definitivo de 1899. El fin último de tan colosal obra era descongestionar el centro de Madrid, saneando todo un enjambre de calles estrechas y antihigiénicas de lo que era una de las zonas más pobladas de la capital.

METRO. CALLAO (L3, L5), GRAN VÍA (L1, L5), PLAZA DE ESPAÑA (L2, L3, L10)
AUTOBÚS. 1, 2, 3, 44, 46, 74, 75, 133, 146, 147, 148, M2

CONSEJOS PRÁCTICOS:  RUTA EN ROJO ——————————

– Terrazas con vistas. En las calurosas noches de verano subir a una terraza y tomarse un cóctel o una cerveza bien fría es una alternativa a los sofocos del asfalto. En Madrid algunos bares y restaurantes ofrecen esta posibilidad, unos más exclusivos, otros más populares. Una de las mejores panorámicas de todo Madrid es la que obtenemos desde la terraza del Círculo de Bellas Artes.

– Los únicos cines que resisten en la Gran Vía a los cambios de las costumbres y de los escenarios son el Capitol, el Palacio de la Prensa y Callao.

– Calle comercial. La Gran Vía ha ido cambiando de usos y escaparates con el paso de los años. A partir de la plaza de Callao encontraremos los locales ocupados por las principales marcas de ropa internacional, así como por las tiendas más exclusivas.

– Calle Fuencarral. Es una calle con una larga tradición comercial, y que nos sirve para hacernos idea de cómo era el barrio y sus estrechas callejuelas antes de que se derribaran edificios y se construyera la Gran Vía.

Si te ha gustado nuestras recomendaciones en Madrid aquí puedes encontrar nuestras guías de El Turismo Fácil para conocer otras capitales como Logroño, Pamplona, Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Palma de Mallorca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
EL TURISMO FÁCIL